Una internacionalista más: Alexia Van Scoit

Decisiones poco óptimas

Escrito por unainternacionalistamas 30-05-2018 en Exposición. Comentarios (0)

Si se habla de decisiones poco óptimas en la vida, quizá quienes  nos encontramos en nuestros veintes, vivimos  más particularmente  dicho fenómeno. No sólo en un ámbito personal, sino el que involucra a amistades y familia y la misma esfera escolar. En este último espacio, y resaltando el contexto de presión a partir de la culminación de la carrera universitaria, lo referente a las decisiones importantes y fundamentales se vuelve un terreno árido y engañoso. 

Definitivamente no sé en qué medida la complejidad de las decisiones reside en su naturaleza per se o en nuestra propia predisposición, al miedo y a la inestabilidad que nos producen tantos finales y tantos inicios. Quedaríamos sublimados y pasmados ante lo abrumador y apremiante de la situación. Y así, aturdidos, tomamos decisiones poco óptimas, pero que quizá en el fondo nos dirigen al lugar al que realmente queremos llegar y al camino que disfrutamos. Serán cambio de parejas, cambio de departamento o cambio de tema de tesis. Si hasta cierto grado se nos presentan como retrocesos, son avances que precisaban un paso atrás para un impulso más afianzado. 


Diferencia de edades

Escrito por unainternacionalistamas 28-05-2018 en Exposición. Comentarios (0)

Definitivamente creo que no todas las personas al cumplir un año más o diez años más cambien de manera automática. Para mí ese proceso es paulatino, con reveces, adelantos y retrocesos importantes. Quizá lo que sí entiendo es eso de las diferencias de edades en contextos de amistad y relaciones románticas. 

Por alguna extraña razón está de moda tener parejas o cuasi parejas mayores que tú. No sé porqué pero, sinceramente, me uní al equipo hace algunos años (dos o tres). Siempre me había parecido interesante coincidir con personas que tenían más tiempo que yo en el mundo y que, en ese sentido, podrían enseñarme de sus vivencias, hacerme sentir mejor. Desde el primer momento lo disfruté pero creo que hoy la situación se me salió un poco de las manos. 

Desde hace poco más de un año conocí a alguien que me lleva 6 años, la diferencia nunca se ha notado. Él se ve más joven, y yo me veo mayor. Salimos de manera ininterrumpida por casi 8 meses y después el tuvo que mudarse a Saltillo, Monterrey y Chihuahua por cuestiones de trabajo. Al principio fue duro pero dejé ir lo que sentía poco a poco. Pero no fue así. Seguíamos hablando, y sucedió algo que no me esperaba: me dijo que estaba enamorado de mí, que me extrañaba y que vendría un fin de semana entero sólo a verme. Demonios, alcancé a pensar. El fin de semana fue increíble, pero... cuando me preguntó qué planes tenía después de acabar la carrera, todo se volvió difuso. 

Creo que no estoy nada preparada para una casa con perro en Chihuahua. 

La relatividad del tiempo

Escrito por unainternacionalistamas 23-05-2018 en Exposición. Comentarios (0)

Ciertamente el tiempo es algo relativo. Las concepciones subjetivas que nos enfrentan ante la medición del tiempo son algo cotidiano, secundiano. Hace cerca de dos meses me enteré de lo que podría ser quizá una de las mejores noticias que he recibido en mi vida. La espera para concluir ese proceso y avanzar en su realización me mantenía revisando mi correo electrónico 24/7... ¡y al fin el momento tan dilatado llegó hoy! 

Y ahora, me encuentro pidiendo que el tiempo que tengo para realizar trámites, burocracia, pasos administrativos se pause. Deseo —con todo el corazón— que el tiempo designado entre tantos archivos electrónicos de convocatorias, fechas límite, requisitos, cláusulas y documentos por entregar se alargue lo suficiente como para cumplir satisfactoriamente con todo lo que se me solicita. 

Para bien o mal dichos trámites se empalman precisamente con el final de semestre y la entrega de distintos trabajos para la conclusión de los cursos. Aunque muchos trabajos habían sido planeados con antelación, ante la relatividad del tiempo y los pendientes, el servicio social, un proyecto de investigación, las clases de idiomas, el registro de la tesis, las distintas materias optativas, la familia y —como si no fuera suficiente— los dramas del amor correspondido y no correspondido... me dejan pasmada. 

Al parecer ante la relatividad del tiempo, se debería anteponer la relatividad de las responsabilidades y las cosas importantes. Misión por demás complicada. 


¿Democratizando la Democracia?

Escrito por unainternacionalistamas 22-05-2018 en Exposición. Comentarios (0)

Apenas hace un día fue el segundo debate presidencial rumbo a las elecciones de julio del 2018 para la elección del futuro presidente de México. Como seguramente muchos análisis mucho más sofisticados apuntarán, lo más interesante de dicho evento fue su formato. El pasado debate pasará a la historia como el primero que admitió la entrada de un público participante. 

Más allá de las críticas que se podrían formular de acuerdo a los criterios de selección o la representatividad de la sociedad mexicana en dicha audiencia participativa, la verdad es que el ejercicio en general resulta un paso importante. 

El formato de los debates irá evolucionando poco a poco, y en este sentido podría significar un avance en la democratización de la democracia —en palabras de Bonaventura de Sousa Santos— en nuestro país. Que cada vez sean más atractivos este tipo de mecanismos de descubrimiento de los candidatos a ocupar puestos de elección popular, son un paso en el que no se debería de retroceder jamás. No intento vanagloriar este nuevo estilo del INE, simplemente apuntar que lo que observamos si bien es una estrategia incompleta, es un buen punto de partida. 


Pensando en violeta: un día normal

Escrito por unainternacionalistamas 18-05-2018 en Género. Comentarios (0)

Hoy me levanté más temprano de lo habitual, como siempre abro la regadera, baño de diez minutos y correr al metro Tlatelolco. Espero a mi roomie y en ese tanto decido que tal vez debería cambiar mi vestido por un pantalón... y salimos. Al caminar sobre la avenida me tomó del brazo y me coloca del lado derecho de la banqueta, alejándome del pasar de los coches… “no se vayan a querer pasar de listos” me dice mientras sonríe. La noción del hombre protector, de la mujer inerme se puede entrever en esta pequeña acción.

Llegamos al andén y como siempre a esa hora hay una multitud esperando, me gustaría ir en el vagón exclusivo para mujeres, pero tres vagones no son suficientes para el 52% de la población femenina.En general creo que a partir de que “me puse los lentes violetas” muchas cosas que solía hacer las abandoné por completo. 

Pensarnos y pensar cada acción que realizamos o cada cosa que decimos a partir de  una perspectiva de género en definitiva modifica nuestros imaginarios y nuestras reacciones. Como diría Nuria Varela, el feminismo es una palabra que incomoda porque se enfrenta y cuestiona a quienes detentan los privilegios en el sistema de género en el que vivimos. Yo pienso que el feminismo también pone en aprietos, crea incertidumbre e intenta romper moldes y mandatos: al tomar conciencia de lo que hacemos, y de los móviles más profundos que guían dichas acciones, nos podemos dar cuenta que tienen toda una razón de ser: la voz tenue, la inferioridad como llamado a la protección del fuerte… ¡nosotras somos fuertes!