Una internacionalista más: Alexia Van Scoit

Una visita a lo LGBT+

Escrito por unainternacionalistamas 23-02-2018 en Exposición. Comentarios (0)

A veces nos es difícil imaginar que la Ciudad de México es una de las ciudades más atractivas en cuestión de ofertas culturales y artísticas: se nos bombardea con gran cantidad de exposiciones, conciertos, festivales y obras de todo tipo que, a veces y sin más, simplemente dejamos pasar. Hace algunas semanas se inauguró en el museo de Memoria y Tolerancia la exposición titulada LGBT+, misma que tiene como objetivo principal la eliminación de tabúes e informar al público en general sobre términos -nada conflcitivos pero sí malentendidos- como sexo, categoría sexual, género, identidad de género, expresión de género y orientación sexual.

La exposición, montada de manera que simulase una casa bien provista de cinco o seis cuartos, invita a la reflexión con una amplia evocación a sentimientos y emociones. Develar la realidad acerca de la familia tradicional que ocupa sólo un porcentaje dentro del abánico de las opciones, hacer una crítica directa a la construcción estereotipada de la feminidad y la masculinidad, enlistar los retos a los que se enfrentan las y los niños trans, y enmarcar el desafío que significa salir del closet son algunas de las metas que satisfactoriamente alcanza la exposición.

Asistir y formar parte de este tipo de experiencias son sin duda una labor que contribuye a la prevención y eliminación de todo tipo de discriminación. Lo anteror si entendemos que muchas veces la primera causa de este tipo de conductas son el desconocimiento, los prejuicios y el miedo a lo diferente, a la otredad en su conjunto. 


Ser Feminista en tiempos de Poncio Pilato

Escrito por unainternacionalistamas 16-02-2018 en Género. Comentarios (0)

La referencia bíblica en el título de este pequeño extracto deviene únicamente para expresar gráficamente la dificultad de ser feminista en la actualidad. Los retos que significa ser feminista en una sociedad que -como muchas- se caracteriza por su misoginia y su nulo respeto de los Derechos Humanos.  Muchas podríamos argumentar, en línea con la icónica frase que decía que "ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica", la importancia de ser feminista hoy en día. No obstante, más allá de debates sobre lo que es feminismo, nos encontramos en un punto en el que parecería que son más quienes desconocen y esparcen desconocimiento en torno a esta corriente de pensamiento y a esta lucha. 

Explicar qué es feminismo es una labor sumamente ambiciosa y es claro que esta pequeña entrada no es el lugar idóneo para dicho fin. Sin embargo, vale la pena aclarar ciertas dudas y desmitificar aquello que se ha malentendido -o deformado con objetivos específicos-. 

  1. No existe un feminismo supremo, existen distintos feminismos que atienden a las realidades históricas-sociales-culturales de grupos de mujeres a lo largo y ancho del mundo
  2. El feminismo no es el machismo de las mujeres. El feminismo sí es un movimiento que busca la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, el reconocimiento de las relaciones de género asimétricas y de subordinación que existen en el orden social, la eliminación de la violencia de género, la visibilización de las mujeres de todo el mundo como seres humanos completos y no como objetos ni seres relegados. 
  3. Las feministas no (necesariamente) odian a los hombres: lo que sí nos incumbe es la construcción de masculinidades violentas. 
  4. Las feministas no son lesbianas per se. El deseo sexual que siente una feminista es igual al que puede sentir cualquier otra persona. 

Crónicas de un "tema impopular"

Escrito por unainternacionalistamas 13-02-2018 en Género. Comentarios (0)

El ser estudiante de Relaciones Internacionales podría ser descrito como una misión a la que pocas veces se le voltea a ver con la seriedad pertinente. Nadie diría que estudiar esta licenciatura es un camino tortuoso, pues al fin y al cabo, se enmarca dentro de las Ciencias Sociales y no de las mal-llamadas Ciencias "Duras". Pero, esto no es así. Las personas que estudian RI se enfrentan ante una carrera que se asemeja más a un collage de complejidad aumentada y matices dudosos, que a un mapa curricular multidisciplinario.  

Y así, después de algunos semestres, muchas materias, bastantes créditos (pero no los suficientes), incontables conflictos bélicos, algunos roces diplomáticos, cuatro regiones geográficas  y dos siglos de historia (desde el sacro-santo Congreso de Viena de 1815): una se queda con la cabeza revuelta. Y después de no pocas noches de insomnio, artículos académicos y libros online, te das cuenta que el tema que te interesa es -por decir lo menos- "impopular" en la disciplina que decidiste estudiar. 

Los escritos y las tesis escasean, del Género se habla pero en Sociología, en Antropología, en Psicología...no en Relaciones Internacionales. Al buscar en TesiUNAM verificas lo que creías: existen sólo 9 tesis (¡!) que tratan temas de Género y Relaciones Internacionales en tu Facultad. Y llega lo inevitable que es la búsqueda de asesores de tesis, la incertidumbre constante y el descubrimiento de otros espacios que te permitan desarrollar aquello que de verdad te apasiona y que desde hace no poco tiempo, despierta tu apetito académico y guía tu vida por sendas interesantísimas.